Cláusulas ilegales que no debes permitir en tu contrato de arrendamiento

Se ha observado en las leyes expuesta en los contratos, que se han incluido numerosas cláusulas que vulneran los derechos que poseen los inquilinos, y que además con la ley en sus manos se muestran abusivas por lo que son completamente ilegales. Actualmente el 20% de la población vive bajo un techo arrendado, y todos los días son miles las personas que se encuentran en constante búsqueda de un piso para alquiler, luego de que se haya localizado el inmueble capaz de adaptarse a sus necesidades, presupuestos y gusto, entonces ha llegado el momento de firmar el contrato de arrendamiento.

El contrato de arrendamiento no es más que un documento al que no todas las personas le toman la atención que deberían, lo que provoca firmar ante diversas cláusulas capaz de limitar los derechos que poseen los inquilinos y que en la mayoría de los casos son totalmente ilegales. Para iniciar se debe tomar en cuenta que una vez firmado un contrato de alquiler, el arrendador cede por completo su derecho de uso y disfrute de la vivienda para otorgarlo al inquilino por un lapso de tiempo que ha sido estipulado, por medio de dicho contrario, el arrendatario se encuentra bajo la obligación de cancelar un cantidad de dinero estipulada bajo el acuerdo de ambas partes, así como devolver las instalaciones como han sido recibidas.

Sin embargo, algunos arrendadores se pasan de la raya e incluyen cláusulas que pueden atentar en contra del bienestar del arrendatario, que la compañía de seguro impuesto de alquiler allianz, en una reciente investigación social se ha tomado la molestia de enumerarlas:

  1. Exigir al inquilino un mínimo de 12 meses de permanencia o invalidar por completo la opción de desistir del contrato: De acuerdo a la reforma escrita por la LAU, se establece desde los inicios del año 2013, que el arrendatario está en el derecho de dar por terminado el contrato, luego que hayan transcurridos los primeros 6 meses del documento firmado. La penalización a esta ley se encuentra estipulada en la misma, pero esta debe estar descrita expresamente y por escrito dentro del contrato, de no ser de esta manera el arrendador no va a tener derecho a la indemnización.
  2. No permitir que el inquilino haga prórroga del alquiler: “El tiempo que tardará el proceso de alquiler va a ser pactado de forma libre por las partes, si este se encuentra fuera del rango de 3 años, una vez que se avecine el vencimiento del mismo, va a ser prorrogado de manera obligatoria en diversos plazos anuales, a menos que el arrendatario solicite al arrendador un plazo mínimo de 30 días de antelación ante su fecha de terminación del contrato su voluntad de no querer renovarlo”, de acuerdo a lo descrito en la LAU.
  3. Permitir el acceso del arrendador a la vivienda alquilada cuando lo desee: La constitución española ha reconocido que no se debe violar la privacidad del arrendatario, por lo tanto el arrendador no tiene derecho a hacer supervisión de su vivienda cada vez que así lo desee, además de ello la ley expone que solo se podrá acceder en aquellos casos donde el arrendatario da consentimiento al titular del contrato o tal vez bajo una orden judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*