Consejos ideales para montar tu propia vinoteca

Al igual que sucede en todos los negocios que están a punto de ser aperturados, el primer paso va a ser poder concretar la elección de un local adecuado para tu actividad, el local ideal para una tienda dedicada a los vinos debe tener una fachada profunda y estrecha, con un estilo antiguo que caracteriza a esta clase de bebidas. A pesar de que para ti sea inconcebible las vinotecas no necesitan de un inmenso escaparate, pues el vino no se vende más rápido cuando se encuentra expuesto en la fachada del local, ya que al ser sometido constantemente a la luz o a los cambios de temperatura se va deteriorando, para conservarlo a la perfección solo es necesario una mínima exposición en el escaparate, acompañado de elementos que sirvan de tematización del producto para así indicarle al comprador la clase de bebidas que va a obtener al entrar a este negocio.

A su vez la profundidad que posea el espacio del local va a contribuir a que sea posible una amplia exposición lineal, la cual debe estar dividida en secciones diferenciadas con claridad, dentro de un local cuadrado se hace más complicado dividir los vinos en variadas secciones, debido a que los metros de pared que se disponen para tal fin se han reducido, mientras que dentro de un local con más metros de largo se dispone de más espacios en las paredes para la exposición de los vinos, esto provee más metros lineales de exposición y en su defecto más espacio, aunque si de medidas se trata el local posea la misma superficie. Así mismo existen  otras cuestiones que debes tomar en cuenta para la apertura de una vinoteca próspera, tales como:

  1. El mobiliario: El estilo del mobiliario empleado para la exposición de una vinoteca, debe ser completamente respetuoso con el producto que vendes, así aseguras la venta del mismo en un menor tiempo, pues al mantener las botellas en una posición que favorezca el producto aseguras un local de una vista hermosa y múltiples ventas al día, por ejemplo: lo ideal es que las botellas se encuentren en una posición vertical en lugar de horizontal, gracias a que el corcho siempre va a encontrar húmedo, otro punto a destacar es que asegures que las botellas puedan ser vistas con facilidad pero inaccesibles al continuo tacto de los clientes, así mismo el mueble debe mantener el vino alejado de la luz y de los cambios bruscos de temperatura. Todo ello siguiendo las medidas estipuladas por la ley, para los permisos aprobados a los locales dedicados a los expendios de licores.
  2. La iluminación: En el proceso de planificación de la iluminación de la vinoteca, es importante hacer una distinción entre 3 zonas fundamentales: la zona de caja, exposición y de catas. La zona de exposición debe ser iluminada con una luz tenue, sin un brillo excesivo, para lograr proteger al máximo las propiedades que posee el vino, además debes asegurarte que la iluminación utilizada no caliente en exceso el ambiente que posea el local, para esta zona se recomienda las luces leds y lámparas de fluorescencia compacta.

La zona de catas es importante que sea iluminada con aparatos de una gran producción cromática, que se adecúe con el resto de la imagen que posea el negocio, para ello puedes utilizar proyectores de lámpara QR-111 o tal vez bombillos halógenos económicos. Por último la zona de caja, debe iluminarse con mayor intensidad y para lograrlo puedes emplear una luz un poco más cálida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*