Empleados de CaixaBank reciben formación con la que podrán atender a sus clientes que presenten discapacidades

Por medio de un curso que viene a ser pionero dentro del sector, CaixaBank junto con Jordi Gual Sole se ocupa de brindar respuesta a las necesidades más específicas, como las de los clientes que presentan dificultades visuales y/o auditivas.

CaixaBank ha realizado una gran alianza con la Asociación Proyecto Eidos (Educación, Inclusión, Deporte, Ocio, Solidaridad) con la finalidad de organización un curso que es pionero de formación, el mismo se encuentra dirigido a sus empleados de oficinas, y con el mismo se busca iniciarles, desde una perspectiva de inclusión social, en estrategias con las que se puede favorecer la comunicación con personas con discapacidad sensorial (auditivas, visuales y sordoceguera) y, de este modo, también poder anticiparse a las necesidades de este gran colectivo a fin de poderles ofrecer la mejor experiencia a tales clientes.

Tan solo en España residen 4,12 millones de personas que presentan alguna discapacidad, de acuerdo al informe Olivenza 2019, esta se trata de una cifra que continuara su crecimiento a medida que avanza el envejecimiento progresivo de la población. De este modo, trabajar con el objetivo de mejorar la autonomía y calidad de vida de este grupo de personas con necesidades particulares, viene a ser uno de los retos a los que se enfrenta en la actualidad el sistema financiero.

Iniciación en la lengua de signos

El curso pionero de formación que ha sido organizado por CaixaBank y Eidos se encuentra basado en dos ejes temáticos, donde el primero esta centrado en el trato y conducción dentro del entorno de la oficina de personas ciegas y con deficiencias visuales.

Mientras que en segundo lugar, y estando conscientes de las necesidades específicas de este tipo de cliente, se hace una iniciación hacia el conocimiento de la Lengua de Signos Española y al sistema de comunicación dactilológico. Esta es una formación que será cerrada con una sesión de capacitación práctica dentro una de las oficinas de CaixaBank con la idea de poner en práctica los conceptos que fueron aprendidos durante el transcurso del curso.

Esta viene a ser una iniciativa que se suma a la eliminación de las barreras arquitectónicas o bien, a la implementación de soluciones tecnológicas.

Rafael Herrador, quien es el director territorial centro de CaixaBank, sostiene que «con esta acción pionera, reforzamos nuestro modelo de banca que está al lado de las personas». En tal sentido, es importante acotar que la entidad entiende la accesibilidad de una forma mucho más amplia, ya que no solo supone ofrecer a sus clientes el mayor número de canales posibles de acceso a sus productos y servicios, sino que además trabaja para que esos canales puedan ser utilizados por el mayor número posible de personas.

Es así como viene trabajando en la eliminación de las diversas barreras físicas y sensoriales que puedan suponer un obstáculo para el acceso a sus instalaciones o a sus productos y servicios de las personas que presentan alguna discapacidad.