La industria pornográfica califica como unas “mamadas extremas” las acciones de políticos y activistas contra el porno

De todo un poco, y en esta ocasión, culpan al porno por estar corrompiendo la mente de los niños en un mundo en el que tenemos fácil acceso a la pornografía a través de Internet, y a decir verdad, no siempre tienes que estar navegando en la web con intenciones eróticas para encontrar algo subido de tono como mamadas extremas, es tanto el contenido pornográfico que puede que sin querer te consigas con algo de ello en el camino.

La pornografía es una crisis de salud pública y las personas deberían de comprender que es uno de los aspectos que está destruyendo la sociedad, además de que mucho material inadecuado se sube a Internet sin importar quien pueda verlo, los filtros son muy pocos y el acceso es inmediato.

Se considera el porno como una plaga, pandemia y flagelo que pervierte la mente de los más pequeños y los más grandes, amenaza el matrimonio y contribuye con la violencia sexual.

Mamadas extremas

La industria pornográfica asegura que tanto los padres tienen acceso a controles parentales, los cuales les permite bloquear todo acceso a páginas no aptas para menores de edad, por otra parte, si un niño se está corrompiendo, ¿donde está el padre para que le guíe en el camino correcto? La industria pornográfica asegura que son “mamadas extremas” porque quieren buscar un culpable de la mala educación de sus hijos y el deterioro de la sociedad, cuando ellos tienen las herramientas necesarias para prohibir todo acceso a páginas pornográficas.

Es muy fácil echarle la culpa a otro por nuestros errores, aunque es cierto que el acceso a las páginas es fácil y sencillo,  los que dejan una computadora o un Smartphone sin bloqueos en las manos de los más pequeños son los padres y los adultos, ellos si actúa sin precaución y son los que deben ser sancionados por no tomar las medidas pertinentes.

Por último, según estudios hechos por un grupo perteneciente a la industria pornográfica, asegura que son unas “mamadas extremas” anticuadas derivada de la ignorancia y el prejuicio. Según estudios, se ha confirmado que ver porno genera más probabilidades de tener una visión más progresista respecto a la sexualidad y los derechos de las mujeres, y que el acceso a estos videos se correlaciona con la disminución de los delitos de índole sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*