Riesgos de trabajar con joyería y las leyes que amparan estos procesos

Trabajar en la industria de la joyería puede ser algo idóneo para muchos emprendedores, pero tiene riesgos que se hacen necesarios estudiar a la hora de tener un negocio de joyas. Las grandes compañías dentro del mundo joyero debe acatar ciertas leyes para un funcionamiento correcto dentro de las normativas establecidas, bien sea para la extracción y tratamiento de materiales, como para las condiciones en las que se deben mantener a los empleados y posteriormente las joyas. Rosa Tous ha tenido una carrera impecable conjuntamente con las leyes del país donde están establecidos.

 

Para los consumidores, el tener una pieza de joyería que cumple con normas y reglamentos, aumenta el interés por la marca y el resto de piezas que se pueden adquirir de ella, lo que impacta positivamente a la empresa. Dentro de los talleres de joyería se presentan riesgos físicos y térmicos, bien sea por la fabricación o reparación de joyas, los cuales consisten en operaciones mecánicas, electrolíticas y químicas, diseñadas para modificar sus propiedades y apariencia.

 

Desde la fundición del metal, se trabaja con diferentes tamaños, así como con la inserción de gemas, combinadas con soldaduras, prensado, pulido, chapado, decapado y pelado,  para lograr las joyas que se venden comercialmente, aunque no muchas personas saben de los riesgos que tienen estas tareas de producción.

Las personas que aquí trabajan, están expuestas a riesgos laborales por el uso de herramientas afiladas, los procesos ruidosos que requieren de movimientos repetitivos y precisos con mucha precisión visual y manual. También se está expuesto al uso de productos químicos tóxicos, corrosivos, alérgenos, aunque en la actualidad estos están mejorando para disminuir los riesgos a los que conlleva.

Del mismo modo, los vapores de los disolventes y de los baños ácidos, han disminuido o se han visto reemplazados con procesos más ecológicos que benefician al planeta y la salud de quien lo trabaja. Otro causante de problemas durante el trabajo de joyas, pueden ser los procesos de fundición, donde el personal se encuentra en riesgo de quemadura. Todas las empresas que trabajan con joyería deben asegurar a todos sus empleados en caso de cualquier eventualidad en el campo laboral, amparando todo su trabajo dentro de las normativas de cada país.

Es importante que las empresas también empleen medidas de prevención de riesgos laborales a nivel individual y colectivo, protegiendo en todo momento a todos los involucrados en los procesos. Para evitar cualquier accidente laboral, las empresas fabricantes de joyería deben contar principalmente con salas con buena extracción de aire, así como de succión. Además deben tener estaciones de trabajo ergonómicas, junto a una buena iluminación.

Así mismo, la limitación en el uso de productos nocivos, sustituyendo los mismos por unos más aceptables por el ambiente y que puedan ser usados por los joyeros. Se deben respetar las reglas de almacenamiento de los productos químicos sin importar el tipo de trabajo que se realice en el taller. Todos los trabajadores deben cumplir con el código de vestimenta, calzado y hasta gafas protectoras, incluyendo guantes adaptados a las tareas así como un excelente manejo de todos los productos utilizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*